Ley N° 21.327 impulsará una fiscalización moderna que proteja derechos de los trabajadores

109

Seremi del Trabajo y Previsión Social, Carlos Leal Varas, explica alcances de la nueva normativa para potenciar una institución más cercana, que otorgue certeza jurídica a los actores sociales.

Copiapó-. La nueva Ley de Modernización de la Dirección del Trabajo (N° 21.327) entró en vigor el viernes, 30 de abril, luego de tres años de tramitación. Con ella la institución podrá incorporar nuevas tecnologías a sus procesos para modernizar el servicio y disminuir así los tiempos de espera, a fin de potenciar la cercanía y certeza jurídica a los actores sociales.

El Secretario Regional Ministerial (Seremi) del Trabajo y Previsión Social, Carlos Leal Varas, explica que este proceso de transformación permitirá digitalizar los trámites y gestiones para mejorar la eficiencia y calidad de vida de los funcionarios y usuarios, al tiempo que impulsará nuevas formas de fiscalización para proteger de mejor manera los derechos de los trabajadores.

“Para nosotros es muy importante contar con una ley de modernización para un servicio tan antiguo de la administración del Estado como es la Dirección del Trabajo, ya que cada vez es más indispensable dar respuesta a las necesidades de los usuarios según las circunstancias que se presenten hoy día, sobre todo en tiempos de pandemia”, menciona el seremi.

De acuerdo con lo que explica la autoridad, esta nueva normativa reforzará las instancias de conciliación y mediación para fomentar el diálogo social y la construcción de acuerdos mediante altos estándares técnicos legales, dando -con ello- cumplimiento a sus principales ejes de acción.

“El foco de este nuevo instrumento legal está en ajustarse a un mercado laboral que es cada vez más moderno y, por consiguiente, nos obliga a establecer una institucionalidad que se acomode a las vicisitudes de los trabajadores, pero que al mismo tiempo garantice una mejor calidad de vida para nuestros funcionarios, mediante el aprovechamiento de la globalización y las nuevas tecnologías”, agrega.

El representante ministerial afirma que la nueva ley evolucionará hacia la fiscalización electrónica para aprovechar el potencial de los avances de la digitalización y la transformación tecnológica, con el propósito de otorgar una mayor objetividad en los procesos de la Dirección del Trabajo y mejorar su gestión en la relación con los usuarios.

Este cambio incluye consultas públicas sobre instrucciones, pronunciamientos y otras normas de la Dirección del Trabajo, compendio anual de dictámenes, ordinarios, circulares y órdenes de servicio, mejoras en el proceso de fiscalización, modernización en la gestión, fortalecimiento de la mediación y creación de la unidad de apoyo al emprendedor en el interior de la DT, así como la diferenciación de multas entre micro y pequeñas empresas.

También se fortalecerán las normas de ingreso a la Dirección del Trabajo y a su planta con el objeto de robustecer la profesionalización de los funcionarios, reconociendo su relevante función y emparejándose con la calidad de servicio que será ofrecido a los usuarios.

“Estamos convencidos que con esta modernización vamos a fortalecer la relación que tenemos con los trabajadores de la región de Atacama y mejorar nuestros procesos para facilitar los trámites y optimizar nuestros servicios”, concluye Leal Varas.