La vital y fundamental labor del Kinesiólogo durante la pandemia en el HPH

116

Han sido días difíciles para el personal de Salud ante la compleja situación en que la pandemia mantiene las Unidades de Cuidado Intensivo (UCI) y Unidades de Tratamiento Intensivo (UTI) y las Unidades de Paciente Críticos (UPC) en los recintos hospitalarios del país.

Dentro de esa atención, la labor del kinesiólogo ha brindado un soporte vital y de tremenda importancia para los pacientes contagiados y recuperados de Covid-19.

Los profesionales pueden ejercer funciones tanto en la detección y diagnóstico del virus, participar en la toma de muestra para el examen, que consiste en captar las secreciones de la parte superior de la garganta por detrás de la nariz, a través de un hisopado nasofaríngeo, o bien en las unidades críticas que velan por el cuidado de estos pacientes.

Sin embargo, no es el único procedimiento en el cual intervienen, sus conocimientos también son requeridos para educar a la población en la prevención del contagio y son vitales cuando los pacientes sufren complicaciones respiratorias y son hospitalizados.

Carlos Robles, jefe de la Unidad de Medicina Física y Rehabilitación, comentó que “el rol del kinesiólogo cumple una labor fundamental en la atención de usuarios COVID en todo el proceso de esta enfermedad, desde las atenciones de Urgencia, atención de pacientes críticos en UPC ya sean respiratorios como otras patologías no respiratorias con manejo de ventilación mecánica y rehabilitación motora , rehabilitación hospitalaria de Secuelado COVID traqueostomizado con síndrome de Debilidad Adquirida en UCI, e incluso posterior al alta en Medicina Física y Rehabilitación en la fase final de esta enfermedad”.

A pesar de la alta carga asistencial en pacientes Covid, comenta que no se ha dejado de atender pacientes que ingresan por otras patologías, así como se ha dado continuidad en la rehabilitación de pacientes ambulatorios.

EXPERIENCIA

Respecto a la experiencia que ha revelado para ellos el atender pacientes positivos de Covid-19, Robles señaló que “ha sido todo un gran desafío tanto humano como profesional, ejecutando todo el abordaje kinésico clínico asistencial, con nuevas exigencias dada la complejidad de estos pacientes, que nos impulsan a capacitarnos en la rehabilitación integral del paciente Covid”.

Entre los cambios que han debido implementar para tratar pacientes covid-19, el profesional del HPH señaló que “los principales cambios se basaron en formar nuevos equipos de kinesiólogos redistribuidos en las distintas unidades, en sistemas de cuartos turnos y así satisfacer las nuevas demandas asociadas a la complejidad y exigencias de los pacientes Covid”, dijo.

Posterior al alta por SARS COV2, Robles explica que “se mantiene la continuidad en la atención de usuarios en su domicilio por las debilidades adquiridas que requieran rehabilitación, a cargo del kinesiólogo domiciliario de la Unidad de Medicina Física y Rehabilitación, quien posteriormente deriva al usuario hacia las dependencias de este servicio hasta la alta kinésica”.

“Ha sido un periodo con alta demanda asistencial, extenuantes y exigentes jornadas de trabajo, en la mayoría de los casos lejos de la familia por lo que en muchas ocasiones el desgaste físico-emocional queda de manifiesto. Como Medicina Física entregamos lo mejor de cada uno, nos hemos ido adaptando y afiatando a medida en que crecemos como equipo”, finalizó.

 Nadia Santibáñez, kinesióloga de la unidad comentó que este año ha sido “bastante demandante y ha generado un desgaste emocional y profesional, pues hemos debido adecuarnos a los requerimientos que tiene los pacientes durante toda su enfermedad. El paciente que ingresa por Covid-19 a Urgencia tiene su primera atención con los kinesiólogos y se acompaña en todo su proceso, esto es cuando entran en ventilación mecánica, cuando pasan a Hospitalización, cuando se van de alta y ha sido un acompañamiento tanto en la parte respiratoria como de rehabilitación”.

“Lo que más afecta a los pacientes Covid-19 es en la parte respiratoria. Nosotros como kinesiólogos vemos esto como una parte integral, y dentro de nuestras competencias profesionales están el manejo de ventilación mecánica, que la vía aérea esté permeable, acompañando en UPC a la movilización precoz de estos pacientes para que no tengan secuelas posteriores”.