Fiscalización con sentido: SAG implementa plan de capacitación dirigido a la pequeña agricultura

630

En la región se trabajará en los ámbitos de uso de plaguicidas y trazabilidad animal.

22-04-2021.- Con la capacitación de fiscalizadores/as de las oficinas sectoriales Copiapó y Huasco se dio inicio en Atacama al programa “Fiscalización con sentido”, mediante el cual el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) busca en todo el país asegurar el cumplimiento de las regulaciones orientadas a mantener y mejorar la sanidad vegetal y animal del país.  

Dirigido principalmente a la agricultura familiar campesina, el objetivo del plan es que los pequeños productores, que muchas veces tienen más dificultades para acceder a la información por problemas de conectividad o carencia de los medios necesarios, puedan conocer de cerca el alcance de las normas que deben cumplir en el marco de la acción del SAG.

La directora regional del SAG, Mei Maggi Achu indicó que en la región la selección de los participantes se hizo en conjunto con INDAP, abarcando a productores/as participantes del Programa de Asociatividad Empresarial (PAE) de esta última institución en las provincias de Copiapó y Huasco.

Dado que se han detectado brechas importantes, el plan abarcará las temáticas de trazabilidad animal y correcto uso de plaguicidas. En el caso de este último en la región se trabajará con cerca de 20 productores/as de hortalizas, en aspectos tales como instrucciones de etiquetado, elementos de protección personal, dosis y uso específico de productos por especie.

En tanto, en el área de trazabilidad animal están seleccionados 10 agricultores/as regionales. En este ámbito se reforzarán materias como el registro del ganado, identificación, declaración de existencia y requisitos de movimiento, entre otros.

Maggi agregó que más de 20 funcionarios/as del Servicio participarán de las distintas etapas del programa, y que para ello están siendo capacitados especialmente, y prontamente iniciarán la etapa de diagnóstico de los usuarios y usuarias seleccionados.

El proyecto cuenta de tres etapas. La primera es una visita a los agricultores para levantar un diagnóstico respecto de las brechas que existen entre lo que hacen y lo que deberían hacer según la norma de uso, aplicación y almacenamiento de Plaguicidas y/o Trazabilidad Animal. Luego participan de un taller o capacitación técnica-práctica que permita mejorar aquellos puntos en que quizás tengan debilidades o falta de información. Finalmente, y culmina con una fiscalización para verificar sus cambios conductuales.

Para el programa se ha desarrollado material audiovisual, ya disponible para los agricultores/as en la Escuela de Capacitación Chile Agrícola (chileagricola.cl) de acceso liberado y gratuito.