Entregas a pedido experimentan un alza de 69.7% en 2020, dado que los nuevos usuarios lo encuentran conveniente

363

Con la llegada de la pandemia y el confinamiento, todos tuvimos una preocupación en relación a nuestro abastecimiento. Las ya existentes plataformas de pedidos en línea entonces se volvieron más convenientes y oportunas; muchas más personas se sumaron a su clientela y más empresas se sumaron a ofrecer sus productos. De acuerdo con la información entregada por Euromonitor International, las ventas a domicilio en la industria de comida preparada se incrementó en Chile un 63,4% durante el último quinquenio, un crecimiento que supera a las cifras ya elevadas que experimentó el sector del delivery en Latinoamérica en el mismo periodo.

Farmacias, tiendas de mascotas, botillerías, comercios de cuidado personal, salud y belleza, floristerías, librerías, ferreterías, bicicleterías, tiendas de aromaterapia, cafeterías y hasta tiendas de regalo se unen a los supermercados y restaurantes para ofrecer a los usuarios de la aplicación un catálogo nutrido y de calidad que satisfaga sus demandas sea de la naturaleza que sean.

En cuanto a la comida lista para llevar, la variedad de restaurantes que ofrecen entregas también se ha ampliado cada vez más y continúa haciéndolo. Actualmente se ofrecen variadas opciones, desde las más saludables como bowls, sushi y ensaladas, como también comidas caseras, pizzas, hamburguesas, sándwiches e incluso opciones más elaboradas como la cocina italiana de Da Cesare Paolo o la gastronomía peruana de El Ají Seco Místico.

Las plataformas de delivery comenzaron ofreciendo comodidad y hoy día se perfilan como un gran aliado durante la pandemia. La adquisición de alimentos desde la casa acorta drásticamente las cadenas de contagio y contribuye a evitarlo, puesto que un estudio de la Organización Mundial de la Salud descarta la posibilidad de que el COVID-19 se propague mediante la comida o sus empaques, dado que el virus es una enfermedad del tipo respiratoria que necesita del contacto directo entre personas, o de personas contagiadas y superficies.

Lo que sí sigue siendo una recomendación es mantener la cautela y desinfectarse luego de tocar objetos que puedan haber sido tocados por otros, tener especial cuidado en no tocarse la cara y verter la comida en nuestra propia vajilla al recibirla, desechar de inmediato el empaque y lavarse las manos antes de comer. Con estas pequeñas medidas, más las tomadas por las plataformas de delivery, podemos disfrutar de cualquier gastronomía que deseemos desde la comodidad de nuestro hogar y sin ninguna preocupación o temor.