Corfo inicia arbitraje contra Albemarle por incumplir contrato de litio con el Estado de Chile

31

La empresa que opera las pertenencias mineras en el Salar de Atacama, ha dejado de pagar
cerca de US$ 15 millones por concepto de menores comisiones a Corfo. La estatal presentó el
viernes la solicitud de arbitraje a la Cámara de Comercio Internacional.
Corfo presentó el viernes pasado una solicitud de arbitraje en la Cámara de Comercio
Internacional (ICC) en contra de Albemarle, empresa que opera las pertenencias mineras de la
estatal en el Salar de Atacama, por la sistemática violación del contrato de explotación del litio
firmado con el Estado de Chile.
La solicitud busca que la minera cumpla con el contrato suscrito en 2016, en el que se
establece un pago de comisiones trimestrales a Corfo por la explotación de litio. Dados los
incumplimientos al contrato durante todo 2020, Albemarle ha dejado de pagar a Corfo cerca
de US$ 15 millones por concepto de menores comisiones, afectando los intereses del país.
“De forma arbitraria y unilateral, la empresa estadounidense Albemarle desconoció sus
obligaciones y decidió, desde hace más de un año, alterar las reglas del juego convenidas, lo
que ha significado el pago de menores comisiones a Corfo y un millonario perjuicio para el
Estado de Chile. Esta administración no permitirá ningún incumplimiento de los contratos que
mantiene la Corfo con las empresas que operan en el Salar de Atacama, resguardando los
intereses del país. Ejerceremos todas las acciones judiciales que correspondan y que permitan
exigir de manera forzada el cumplimiento estricto del contrato por parte de Albemarle, quien
deberá pagar la totalidad de lo adeudado”, afirmó el Vicepresidente Ejecutivo de Corfo, Pablo
Terrazas.
Un año de incumplimientos
El contrato entre Albemarle y el Estado de Chile de 2016 estableció que Corfo recibiría por
parte de la minera una comisión trimestral sobre las ventas de litio y sus demás productos
mineros, pagaderas los meses de abril, julio, octubre y enero de cada año.
A partir de 2020, Albemarle desconoció sus obligaciones y decidió, de manera arbitraria y
unilateral, alterar el mecanismo de cálculo de la comisión establecida en el contrato y que
había aplicado y cumplido sin problemas entre 2017 y 2019. Esto implicó que las comisiones
pagadas por la minera a Corfo fueran sustancialmente menores a las convenidas en el
contrato.
“El litio es un recurso natural estratégico para el futuro del país y es totalmente inaceptable
que Albemarle no cumpla el contrato cuando lo acordado le resulta menos favorable por la
caída del precio del litio a nivel mundial. Hoy la sociedad chilena demanda al Estado una
máxima diligencia con el cuidado de los recursos naturales de todos los chilenos y un adecuado
resguardo de sus intereses, y la decisión de Corfo de ir a tribunales internacionales apunta en
esa dirección”, añadió Terrazas.